Páginas vistas en total

lunes, 24 de octubre de 2011

NUNCA MÁS

Nunca más una mierda, por mi niñita, ella se abrazaba a mi, ella me dió la fuerza para salir huyendo de la basura en la que me encontraba inmersa.
  Después de pasados algunos años, sigo metiendome en problemas, llego a la conclusión de que mi cuerpo se ha acostumbrado a descargar adrenalina por todos los poros y si no tengo motivos, creo, que los busco, es que de otra manera, tiene que ser imposible tener tan mala suerte.
  Ha habido gente que ha pensado que era una mentirosa, que me inventaba historias, cuando tan solo contaba la puntita del iceberg.
  He sentido miedo, miedo a volverme loca, a no controlar más la situación...
  Percibo una agonia lenta en vida, me restriego mis miserias todos los días y sigo pensando que no podría vivir si no fuera tan infeliz...

No hay comentarios:

Publicar un comentario