Páginas vistas en total

martes, 26 de abril de 2011

TENÍA MIEDO DE LOS HOMBRES

  Me creía inferior al sexo masculino, pensaba que las mujeres habíamos nacido para conocer al principe azul, y no me importaba si este era gordo o flaco, feo o guapo, quería que me raptase y me llevase muy lejos, me hiciera suya a la fuerza, pero con dulzura, yo le prometia amor eterno.

  Mis primeras relaciones, ya con 16 años, fueron espantosas, no pasaba de unos besos, no podía llegar a nada más, primero por la edad y segundo, porque no me apetecia, me ponia nerviosa, sabía que no estaría  al altura de las circunstancias, yo quería ser la mujer perfecta para un hombre, fiel, leal, sumisa...Hasta eso...

   Mis primeros novios, coincidian en lo mismo, la misma pregunta ¿Eres lesviana?
  Nunca respondí y no porque no lo tuviese claro, no respondo obviedades, que claro, para ellos no las eran.

   A veces me planteaba que pudiera serlo, pero no me veía besandome con una mujer.

  Con 20 años, lo conocí a él, un hombre de verdad, sólo nos veíamos los sábados, charlábamos un rato, nos reíamos mucho, nos abrazábamos y nada más, he de confesar, que un día nos besamos y pensé, ¡¡tierra tragame!! Creo que me acabo de enamorar del hombre equivocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario